Naranjas en tu desayuno: Un desayuno completo

Un desayuno completo es fundamental para comenzar bien el día y, sobre todo, para disponer de la energía necesaria hasta la hora del almuerzo.

Las recomendaciones nos llegan por todas partes: revistas, televisión… y todas tienen en común 3 alimentos fundamentales para completar satisfactoriamente esta comida: un lácteo, una ración de farináceos (cereales, galletas, pan…) y una fruta o su zumo.

¿La fruta ideal para el desayuno? ¡La naranja o la mandarina! Por su contenido en azúcar (fructosa, el azúcar natural de la fruta), evitan la hipoglucemia (descenso de la cantidad de azúcar en sangre) que hace que baje nuestro ritmo de actividad y nos volvamos más irritables. Este comportamiento suele manifestarse a mitad mañana si no has desayunado correctamente… ¿te suena? Sales con un café rápido de casa y a mitad mañana vas «arrastrado».

Hazte con un buen cargamento de naranjas y mandarinas para este invierno. Ahora hay tiendas online de venta de naranjas, mandarinas, etc. que te las llevan directamente a casa ¡lo cual es comodísimo!

Incluye una pieza de naranja o mandarinas (o su zumo) en tu desayuno. Verás cómo lo notas.

Esta entrada fue publicada en A tu salud. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *