Zumo de mandarina: muy dulce y saludable

La mandarina es una fruta rica en jugo, muy fácil de exprimir. En esta época en que las mandarinas hacen su aparición con las primeras variedades, es el momento ideal para que nos acompañen con su zumo en desayunos, meriendas, postres, incluso como acompañamiento a las comidas principales: ¿has probado a empezar una comida poniendo una jarra de zumo en la mesa? Nadie se puede resistir a su color y aroma. Además, las vitaminas que contiene abren el apetito, mejorando la calidad del momento de la comida.

Zumo de mandarina

Aunque mucha gente lo desconoce, las mandarinas tienen grandes beneficios para la salud y ya son muchas las marcas del tradicional  zumo de naranja que empiezan a comercializar zumo de mandarina. Pero mejor que el zumo envasado, en todos los casos, es el zumo recién exprimido. Aquí te damos algunas ideas:

 

  • presenta el zumo con brochetas con gajos de mandarina introducidas en el propio zumo
  • puedes añadirle zumo de limón (1/2 limón por cada 4 mandarinas)
  • haz cubitos de zumo de mandarina en el congelador
  • el exprimidor dejará más pulpa que la licuadora y por tanto algo más de fibra
  • y si  te gusta muy dulce, ¡no te cortes con el azúcar!

Beneficios del zumo de mandarina:

  • la presencia de Betacaroteno, responsable del característico color naranja de esta fruta, y que el organismo transforma en vitamina A, nos beneficia en la vista, reparación y creación de tejidos, huesos, uñas, cabello, dientes… Y además mejora el sitema inmunitario, protegiéndonos frente a las enfermedades.
  • alto contenido en Flavonoides, que nos defiende de los radicales libres por su acción antioxidante. Este beneficio ha llevado a numerosos estudios a asegurar que puede reducir el riesgo cardiovascular en niños, al reducir los niveles de colesterol altos.
  • dada su baja acidez, y su alto contenido en Ácido Fólico y Vitamina C es el aliado perfecto para las embarazadas. Además, favorece en el feto el desarrollo del sistema nervioso y el esqueleto.

 

Esta entrada fue publicada en A tu salud, Recetas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *